Qué tipo y tamaño de letra es el más adecuado para tu currículum

La correcta elaboración de nuestro currículum es clave para determinar si vamos a conseguir el empleo que deseamos, y que nos va a distinguir muy positivamente del resto de candidatos. 

Nos encontramos en una situación muy complicada para encontrar empleo a causa de las consecuencias que la pandemia ha tenido sobre la economía y el desarrollo de los negocios. Por lo tanto, ahora más que nunca es necesario realizar una buena presentación en nuestro currículum, ya que de esta manera tendremos más posibilidades de que nos contraten.

curriculum-vitae, video curriculum, que es curriculum, como es

Cómo elegir el tipo y tamaño de la letra para el curriculum

Y es que, no se trata únicamente de tener una buena formación y experiencia profesional para poder rellenar nuestro currículo, ya que de nada sirve si la presentación de este es desordenada y poco clara, puesto que los seleccionadores lo descartarán rápidamente.

Uno de los inconvenientes que más quebraderos de cabeza provoca a los trabajadores y a los seleccionadores, es el tamaño de la letra que se utiliza para elaborar el currículum. Este no debe ser demasiado pequeño, ni tampoco demasiado grande, por lo que hay que saber encontrar un equilibrio que, por lo que parece, no todos somos capaces de lograr.

No por hacer uso de una letra mayor, se va a rellenar más currículum. De hecho, esta estrategia es bastante pobre en realidad. El tamaño de la letra debe ser legible, y el propio currículum no debe ser más largo de dos páginas ocupadas por una sola cara cada una.

Actualmente, no son pocos los que animan a realizar currículums con letras llamativas para conseguir llamar la atención de los seleccionadores. Esto puede ser un error garrafal, dependiendo del puesto de trabajo al que estemos optando. Es decir, si queremos ocupar un puesto en una empresa de renombre, y que dispone de un carácter formal y conservador, realizar nuestro currículum con letras moradas va a suponer nuestra perdición instantánea.

Es importante tener en cuenta el tipo de tono que tenemos que usar en base a la oferta de trabajo que deseamos cubrir, ya que no se utilizará el mismo tono y lenguaje para acceder a un trabajo como reponedor en un supermercado, que para ser vigilante nocturno en grandes almacenes, y viceversa.

Lo aconsejable por los expertos, es hacer uso de un tamaño de letra Arial tamaño 11. Y, dependiendo del tipo de oferta al que respondamos, podremos dejar volar nuestra imaginación o optar por ser más profesionales y conservadores. Además, los tipos de fuente menos indicados para realizar nuestro currículum suelen ser aquellos en los que las letras se encuentran inclinadas, ya que dificultan la lectura.

Por supuesto, marcar la diferencia entre nosotros y el resto de candidatos es algo fundamental para poder conseguir cualquier trabajo, pero esto no va ligado necesariamente a hacer uso de letras llamativas, que pueden llegar a arruinar nuestro currículum si no se escogen de la manera adecuada.

Está claro que no hay una fórmula perfecta para redactar nuestro currículum y garantizarnos cualquier puesto de trabajo al que nos presentemos, por lo que tenemos que hacer uso de nuestro ingenio, nuestra formación y creatividad para poder elaborarlo de la mejor manera posible.

Publicidad