El currículum a partir de los 50 años

Dada la situación tan complicada que estamos viviendo con la crisis económica a causa de la pandemia, no es de extrañar que personas de 50 años se encuentren en este momento en busca de un nuevo trabajo. 

Seguramente, sea la primera vez en muchísimos años que una persona de estas características se queda en paro y tiene que volver a buscar trabajo, por lo que su Currículum Vitae estará muy desfasado para lo que se pide de él actualmente. Por ello, conviene informarse detenidamente sobre los cambios y actualizaciones que se deben realizar sobre el currículum para aumentar las posibilidades de reincorporarse al mercado laboral lo más pronto posible.

curriculum 50 años

Claves para un curriculum a partir de los 50 años

Para empezar, y dada la edad que se tiene, lo mejor es que nuestro currículum vitae sea de diseño. Conseguir esto hoy en día es muy sencillo, y no cuesta demasiado dinero, de hecho puede llegar a ser incluso gratuito en muchas webs y aplicaciones online que encontrarás en la red. Es importante apostar por una plantilla que no pase desapercibida, y que además cuente con elementos diferenciadores. De esta manera, no habrá reclutador que quede indiferente ante un currículum como este.

Llegados a una edad tan avanzada, nuestra trayectoria profesional habrá pasado por numerosas etapas y no hay duda de que será bastante diversa, pero si lo que queremos es llamar la atención de la empresa cuya oferta de trabajo planeamos conseguir, lo mejor que podemos hacer es sintetizar la información y centrarnos en la que pueda resultar de mayor interés.

Esto se puede hacer, por ejemplo, detallando los puestos de responsabilidad en los que nos hayamos encontrado a lo largo de nuestra trayectoria laboral, mientras que en otro apartado diferente añadiremos en un par de frases sencillas, los primeros puestos de trabajo o toda aquella información que no resulte importante.

Por otra parte, hoy en día es crucial poseer conocimientos informáticos para acceder a la gran parte de los trabajos que se ofertan, de forma que una parte de nuestro currículum debe estar destinada a añadir que poseemos conocimientos sobre el tema. Claramente, cuanto más experimentados seamos en el uso de un ordenador o dispositivo digital, más probable será que nos contraten.

Podemos incluso recalcar nuestro conocimiento sobre las tecnologías añadiendo un enlace a nuestro perfil de LinkedIn, o bien adjuntando un código QR con información extra sobre nuestro currículum, algo que sin duda impresionará al seleccionador y le dejará muy claro que no estamos desfasados o anticuados en este tema.

Aunque puede ser una experiencia complicada el verse a los 50 años de nuevo en plena búsqueda de empleo, no hay que rendirse, sino tener en cuenta que se posee una ventaja muy importante frente a los candidatos jóvenes, y es la experiencia y la enorme trayectoria laboral que se posee a esta edad.

En definitiva, para encontrar empleo a partir de los 50 años, el secreto del éxito se encuentra en saber jugar bien nuestras cartas, demostrando nuestro nivel de experiencia y dejando claro que no nos encontramos anticuados ante los nuevos tiempos que corren, sino que somos totalmente aptos para realizar el trabajo.

Publicidad