Publicidad

Como hacer un Curriculum cronológico

Un curriculum cronológico puede ser una buena herramienta para algunos perfiles concretos a la hora de buscar trabajo.

application-1756260_640

Dependiendo de la estructura que elijas estarás dando más importancia a unos aspectos y no a otros.
A la hora de redactar tu currículum vitae  ocurre exactamente lo mismo. Puede organizar la información dando prioridad, por ejemplo, la experiencia laboral más reciente, los cursos y las carreras cursadas o bien destacar tus logros o tus metas alcanzadas.

De esta manera creemos que podemos distinguir fundamentalmente tres tipos de currículum, según la forma en que esté organizada la información:

  • Currículum cronológico
  • Currículum funcional o temático
  • Currículum combinado o mixto

Cómo confeccionar un Curriculum cronológico

Un CV cronológico es aquel que organiza la información cronológicamente, partiendo de los logros más antiguos y llegando hasta los más recientes. Permite conocer la evolución ascendente de tu carrera profesional.

El punto positivo de este tipo de organización es que pone de relieve, si cabe, la estabilidad y la evolución ascendente de tu carrera. Destaca la promoción, el aumento de tareas o las subidas en las escala profesional.
Aunque también deja patente a simple vista si has tenido algún periodo de inactividad o si has sufrido cambios frecuentes del lugar de trabajo.

Este tipo es recomendable si dispones de una buena experiencia laboral, no has cambiado demasiado de trabajo, ni tienes grandes periodos de tiempo en los que no has trabajado. También es interesante si te conviene destacar alguna empresa reconocida en la que hayas trabajado.

Ventajas

  • Se trata del formato más tradicional y aceptado por la mayoría de los departamentos de selección.
  • Es fácil de leer y entender, ya que está fuertemente estructurado.
  • Resalta tu estabilidad laboral y el aumento de las responsabilidades o las promociones.
  • Describe tus funciones y logros en el puesto de trabajo.

Desventajas

  • Por contra, resalta los cambios de trabajo así como la falta de ascensos o cambios de responsabilidad y los periodos de inactividad.
  • Puede focalizarse demasiado en la edad que tienes.
  • Muestra la falta de reciclaje o actualización de la formación.
Flickr
Flickr

Las partes en las que se divide un CV cronológico

Además de ordenarlo cronológicamente, también se deben incluir algunas secciones indispensables, como datos personales, estudios, experiencia, habilidades, idiomas, además de otro apartado con datos que creamos relevantes como por ejemplo estar en posesión de carnet de conducir, si así lo requiere el trabajo, o con posibilidad de desplazamiento.

Alternativa al curriculo habitual

A veces, ante la falta de experiencia o los períodos excesivamente largos en paro, las personas tienen a mentir en sus curriculos. Antes de hacer esto, se debe recurrir a currículum funcionales o temáticos, es decir que dividan nuestra experiencia en sectores. Aunque hay que tener cuidado, ya que este recurso es muy utilizado, y los reclutadores no suelen verlo con buenos ojos. Como consejo, no está de más combinar dos tipos de CV, por lo que pueda pasar.

También te pueden interesar estos artículos

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>